Artesanía de proximidad

Nos sentimos afortunadas y felices de poder trabajar con profesionales de proximidad, que no sólo miman cada uno de los procesos necesarios para crear nuestros productos sino que también comparten y nos ayudan a mejorar nuestra filosofía. Reduciendo al máximo el gasto de recursos y fomentando el respeto por el medio ambiente.

Orgullosas de valorar e impulsar la artesanía y el crecimiento de la economía local.

Corte y confección

Ambos se realizan en el mismo taller, en la provincia de Barcelona. El nivel de implicación de Merche y Joan en cuanto a la calidad de procesos, y su amor por lo bien hecho, son un valor añadido para nuestra marca que se puede observar en cada uno de los productos. Además nos ayudan a conservar y desarrollar ideas para dar una segunda vida a los desperdicios de corte.

Tejeduría de punto

Hoy en día, es difícil encontrar a personas que desarrollen la tejeduría de manera profesional y en pequeñas cantidades como las nuestras. Somos gente con suerte, nuestros productos de punto se tejen en la misma ciudad de Barcelona. Las manos de Mercedes y Montse van y vienen, punto a punto. El amor más delicado en forma de prendas tejidas con la mejor lana merino para nuestros recién nacidos.

Tintorería natural

Nos encantan los colores naturales de las fibras, pero también queríamos tener la opción de colorear nuestros algodones y lanas y ofrecer un abanico aún más amplio. Como nuestra premisa es ser 100% naturales y biodegradables, a la vez que cuidar la piel de los nuestros, la mejor forma de llevarlo a cabo es sin duda el tintado natural. Nuestro taller experto se encuentra en Barcelona y es nuestra gran muestra de respeto y agradecimiento a la madre naturaleza. En el taller de La Tintorista se trabaja de forma respetuosa con el medio ambiente mientras llenan de color nuestras colecciones.

Siempre que tienen opción, trabajan con ingredientes recolectados de su entorno, como cortezas o frutos caídos, o incluso de restos alimentarios de algunos restaurantes comprometidos de la ciudad. Ya que algunos ingredientes sólo se desarrollan en otros climas específicos, han de importarlos de otros continentes y por ello han decidido compensar las emisiones de Co2 cultivando ecológicamente algunas de las especies tintóreas que sí pueden desarrollarse en el clima de Barcelona, dando lugar a la investigación y producción propia en el Baix Llobregat. De este cultivo. se extrae parte del pigmento de índigo (Persicaria Tinctoria) y otras especies como la Coreopsis Tinctoria y la Reseda Luteola, con las que tintamos muchos de nuestros productos.

De la tierra para la tierra.